EL VICEPRESIDENTE DE CEOE RECLAMA UN “DESPIDO LIBRE” QUE NO SEA GRATUITO

El presidente de Cepyme y vicepresidente de CEOE pide que se facilite y abarate la rescisión de los contratos, en el sentido de una «flexibilidad en grande»
El presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, se ha sumado a las voces de Banco de España y del FMI que piden una rebaja del coste despido. El también vicepresidente de CEOE ha reclamado más flexibilidad para que las empresas puedan rescindir contratos. «¿Despido libre? Sí», “Necesitamos una flexibilidad grande”.

Los países europeos con mayor libertad de despido cuentan, como contrapartida, con un gasto social por habitante que dobla al español y rentas muy superiores. De hecho, España es uno de los países de los 27 con mayor número de rentas por debajo del umbral de la pobreza.

Es cierto que España tiene la indemnización por despido más cara del viejo continente, como critican ustedes, pero no deben olvidar que también tiene la tasa más elevada de temporalidad, una de las menores cifras de gasto social por habitante y un disparado porcentaje de personas con una renta por debajo del umbral de la pobreza.

Según Eurostat, el umbral de riesgo de la pobreza se define en el 60% de la mediana nacional de la renta disponible después de transferencias sociales. Pues bien, aquí tiene unos datos:

España tiene un 11% de la población con rentas por debajo del umbral de la pobreza, la más alta de esta comparativa después del país vecino y tres puntos por encima de la media de los 27. Además, el gasto en protección social por habitante apenas llega a 4.929,5 euros, frente a la media de 6.521,8 de los 27, y la tasa de temporalidad se dispara hasta el 25,1%, sólo superada por Polonia y casi el doble de la media europea del 13,6%.

Alemania destina a gasto social casi el doble que en España (8.186,2 euros por habitante), el porcentaje de rentas pobres es cuatro puntos inferior al español (7%), y la temporalidad es más de 10 puntos inferior (14,7%).
Bélgica apenas tienen un 8,4% de temporales, el Estado destina 9.284,2 euros por habitante a gasto social y sólo un 5% de las rentas están por debajo del umbral de la pobreza.
Dinamarca que si tiene el despido libre, destina una media de 11.982,5 euros a cubrir a cada habitante, apenas tiene un 5% de rentas pobres y su temporalidad se reduce al 8,7%.

Francia cuenta con uno de los gastos sociales por habitante más elevados (9.056,3 euros), un 13,2% de temporales y un 7% de rentas por debajo del umbral de la pobreza.

Holanda destina a gasto social casi el doble que en España (8.186,2 euros por habitante), el porcentaje de rentas pobres es cuatro puntos inferior al español (7%), y la temporalidad es más de 10 puntos inferior (14,7%).
Irlanda tiene una temporalidad de apenas el 8,7%, un gasto social por habitante de 8.247,6 euros y sólo un 6% de rentas pobres.

Italia cuenta con un gasto social por habitante de 6.944,9 euros, un porcentaje de temporalidad del 12,6% y un 9% de rentas por debajo del umbral de la pobreza.

Portugal tiene una temporalidad del 22,7%, un gasto social por habitante de 3.812,3 euros y un 12% de personas con rentas por debajo del umbral de la pobreza.

Reino Unido tiene un gasto social que dobla al español (8.471,5 euros por habitante) y una temporalidad de apenas el 5,9%. No obstante, tiene una elevada cifra de rentas por debajo del umbral de la pobreza, que alcanza el 9%.

Sres. de la Cepyme, deberían preocuparse más de la calidad del trabajo, de la situación de los trabajadores temporales, del importe de los salarios, etc…, y no se preocupen exclusivamente de sus bolsillos, tengan las miras más amplias, teniendo muy en cuenta que las empresas también las hacen los trabajadores.

Desde STC lo decimos alto y claro: ya está bien de pisotear los derechos conseguidos por nuestros mayores, ya está bien de esgrimir argumentos sesgados, ya está bien de atacar los derechos laborales, ya está bien de promover la precariedad y la indefensión, ya está bien, ya está bien.

Entradas relacionadas

Ir arriba