FIGURAR A CUALQUIER PRECIO

UGT y CCOO ceden ante la patronal y aceptan que las mutuas tengan más control de las bajas.

En la última reforma laboral vigente desde hace algo más de un año, ya se incluyó la ampliación de las funciones de control de las mutuas sobre las bajas médicas de los trabajadores. Con dicha reforma las facultades de control de las mutuas se pueden ejercer desde el primer día de la baja y no desde el decimoquinto, como venía siendo anteriormente.

Con la reforma también se introdujeron cambios en otros aspectos de la gestión de las bajas médicas, como es el caso de la previsión de fecha de alta, en función de la dolencia que aqueje al trabajador.

No obstante, es cierto que la Ley no dejó satisfechas las apetencias de los empresarios, que se marcaron como objetivo que los médicos de la Mutua pudieran dar directamente el alta médica y laboral a los trabajadores, en aquellos casos que considerasen adecuada la vuelta al trabajo.

Que un empresario o la patronal exija este tipo de control, puede considerarse hasta lógico, lo que no es de recibo es que los sindicatos den el visto bueno ni siquiera a las medidas que se incluyeron en la mencionada última reforma, dado que tienen un profundo carácter de refuerzo de los controles ya existentes, y que apuntan a una presunción de culpabilidad de los trabajadores que se encuentran en situación de baja médica, que no olvidemos que ha sido expedida por el médico del INSS, lo que se puede entender también como un poner bajo sospecha la integridad profesional de dichos profesionales médicos.

Cada vez que UGT y CCOO negocian, ya sea con el gobierno, la patronal o las empresas, sacrifican el bienestar de los trabajadores y los derechos adquiridos tras años de lucha y reivindicación para conseguir pequeñas mejoras que en muchos casos podrían considerarse incluso irrisorias, como es este el caso, a cambio de una posible subida salarial anual de entre un 1,8 y un 3% que aún no ha sido aprobado.

Desde el STC no entendemos como para conseguir tan poco es necesario sacrificar tanto y que no conformes con esto, lo anuncien como un magnífico logro. Si damos un paso atrás, que sea para coger impulso, no para retroceder.

Entradas relacionadas

Ir arriba