LA REFORMA LABORAL ES UNA FUENTE DE PROBLEMAS EN SU APLICACIÓN LEGAL

La mala técnica legislativa del Gobierno está haciendo que sean los Tribunales de Justicia los que estén modificando continuamente el sentido de la Reforma Laboral del 2012.

Desde su aprobación por el Gobierno, la Reforma Laboral está siendo una fuente de problemas que ha motivado la convocatoria de una Huelga General (14-11-2012), la presentación de Recursos de Inconstitucionalidad (5-10-2012) y multitud de sentencias del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional que anulan o modifican la interpretación dada por los empresarios a la hora de aplicarla.

La ruptura del necesario equilibrio de fuerzas entre la Autoridad Laboral, los empresarios y los sindicatos está ocasionando que se acentúe la ineficacia de esta Reforma Laboral a la hora de conseguir los objetivos que se marcó el Gobierno y que de hecho esté ocasionando pérdida de puestos de trabajo con calidad a cambio de empleo precario.

Desde STC ya indicamos en su momento (Febrero de 2012) que esta Reforma Laboral no iba a servir para paliar el desempleo porque se abordaban cinco aspectos básicos de las relaciones laborales, pero sin entrar al fondo de los motivos de la falta de empleo en nuestro país.

En primer lugar, medidas sobre incentivos para la contratación de trabajadores y para favorecer la empleabilidad. Es decir, reducción de las indemnizaciones por despido, deducciones fiscales, nuevo contrato para emprendedores, etc…

En segundo lugar, medidas que favorecen la flexibilidad interna en las empresas. Es decir, más descuelgues e inaplicaciones de lo pactado en Convenio Colectivo, arbitrariedad en la extinción, suspensión, reducción de jornada y cuantía/estructura de los salarios, etc…

En tercer lugar, medidas para mejorar la eficiencia del mercado de trabajo. Es decir, eliminación de controles administrativos para efectuar despidos colectivos.

En cuarto lugar, medidas para mejorar la intermediación laboral. Es decir, eliminar el Servicio Público de Empleo Estatal y sustituirlo por las Agencias Privadas de Colocación con ánimo de lucro (las anteriores Empresas de Trabajo Temporal) como forma de conseguir un puesto de trabajo.

Entradas relacionadas

Ir arriba