Negociación Permanente (04-09-2013)

Ayer día 4 se firmó el acuerdo de Adecuación Sobre Disponibilidades Necesarias Para la Atención al Cliente. Como Organización suscribimos el convenio 2003-2007 que incluía las disponibilidades para provincias tipo 3 y la actual prorroga de convenio, y como se establece en este último acuerdo entendíamos necesario adaptar el régimen de disponibilidades.

Para nosotros esta adaptación debía contener una serie de mejoras que pudieran determinar que el acuerdo final fuera positivo tanto para la empresa, como para los trabajadores que estuvieran sometidos a ella, de eso se trata en las negociaciones, que todos ganemos, dentro de las limitaciones de la actual realidad en la empresa y en el entorno, donde estamos permanentemente acosados con una crisis a la que no se le adivina el final.

Es cierto, porque negarlo, que el acuerdo mejora temas como el económico, pero con las mismas carencias del anterior acuerdo, pues no se contempla una revalorización de al menos y como STC-UTS solicitamos, en el mismo incremento en lo que lo hacen nuestros salarios, pues los anteriores valores han estado inamovibles durante 10 años.

Pero también es cierto, que se han dejado en el camino propuestas que entendemos era imprescindible su inclusión, en especial, el momento de la aplicación de la disponibilidad en las unidades afectadas por el acuerdo.

Es muy importante que la disponibilidad se utilice con racionalidad y que no sirva para la reducción indiscriminada de turnos, y por ello la participación de la representación social no debe ser relegada al seguimiento de la aplicación del acuerdo, porque es en su implantación inicial donde STC-UTS entiende que debe existir un acuerdo entre empresa y representantes de los trabajadores, que garantice el equilibrio entre los intereses de la empresa y de los trabajadores, y donde se analicen los elementos fundamentales para su aplicación: la eficiencia y productividad, la incidencia en las vida personal y familiar, y la garantía de no perder actividades que hoy dan empleabilidad a los trabajadores de esta empresa.

En este sentido proponíamos que fuese en las Comisiones Provinciales de Gestión (CPG) donde se llevasen a cabo la determinación mediante acuerdo, en que unidades se aplicaba el acuerdo y además, planteamos que fuesen competencia de las CPG el desarrollo provincial de:

Mecanismos de control del límite de horas, tanto semanales como anuales.
Descansos entre disponibilidades y entre jornadas y disponibilidades.
Disponibilidades de colectivos de trabajadores concretos, como jornadas reducidas

por cuidado de hijos menores, embarazadas, estudiantes matriculados en estudios

oficiales, etc…

Limitar actuaciones en trabajos programados.
Cómputo del tiempo de desplazamiento desde el domicilio.

Esta propuesta la realizamos en el convencimiento de que los Comités de Empresa son el órgano de representación de los trabajadores que conoce mejor la realidad de cómo se encuentra la actividad en los centros de trabajo de su provincia, las particularidades en materia conciliatoria de sus trabajadores, y tiene conocimiento de primera mano de todos los elementos necesarios para el análisis de la aplicación o rechazo de la disponibilidad.

Tampoco son menos importantes otras propuestas que no se han trasladado al acuerdo, y que dan respuesta a problemas reales con los que nos encontraremos, como el computar el tiempo de desplazamiento hasta el centro de trabajo desde el domicilio del trabajador como tiempo efectivo de trabajo, tema relevante en las provincias con mucha dispersión geográfica y especialmente importante en las grandes ciudades, que dicho sea de paso, entendíamos que no debieran haber entrado en este acuerdo aquellas provincias con más de 750 trabajadores, por entender que tienen un volumen suficiente de personal para no tener que aplicar las disponibilidades.

En definitiva, este acuerdo todavía no estaba listo para firmarse.

Así las cosas, planteamos nuestra posición en el CI explicando la importancia de estos y otros puntos, del mismo modo que en las reuniones de la Comisión de Operaciones y Comisión de Ordenación del Tiempo de Trabajo, y el resultado fue confirmar por la mayoría de UGT y CCOO el documento que ayer fue firmado con nuestro voto en contra en la Comisión de Negociación

Entradas relacionadas

Ir arriba