Plan de Pensiones (18-02-2013)

Este jueves, 21 de febrero, se celebran elecciones a la Comisión de Control del Plan de Pensiones Empleados de Telefónica, para elegir a los dos miembros que representarán al colectivo de no activos (desvinculados, prejubilados, jubilados y beneficiarios). En dichas elecciones no votan los activos, ya que sus representantes seguirán siendo elegidos (a dedo) por el Comité Intercentros.

 Estas elecciones son fruto de la demanda de inconstitucionalidad que interpuso una asociación de prejubilados (al igual que STC-UTS), con motivo de la supresión de dichas elecciones por parte de UGT y CC.OO. y con la que excluían totalmente a los trabajadores desvinculados de poder elegir a sus representantes en dicha Comisión.

En STC-UTS siempre hemos pensado que la Comisión de Control debe ser lo más transparente y plural posible. Por eso promovimos, junto con otras fuerzas, la constitución de una candidatura a dichas elecciones que integrase a los que defendemos el derecho de los trabajadores a poder elegir directamente a sus representantes en la Comisión de Control. Fruto de ello, ha sido la presentación de la candidatura conjunta STC-UTS, Cobas y las asociaciones de prejubilados Confedetel y AITP.

 Nuestro programa recoge, entre otros puntos: Necesidad de limitar el riesgo de nuestro plan de pensiones. Mayor transparencia. Mayor información al partícipe sobre cómo recuperar el plan con el mínimo impacto fiscal. Creación de subplanes específicos e inversiones socialmente responsables.

Destacar las dificultades que hemos encontrado en el proceso electoral, entre las que se encuentran:

 – No nos hemos podido poner en contacto con gran parte del censo electoral, ya que nos han negado las direcciones de correo del mismo, justificándolo en la ley de protección de datos.

 – No nos han permitido utilizar el canal de distribución del boletín del plan de pensiones de la Comisión de Control, incluso asumiendo nosotros su coste. – No nos han permitido que en la denominación de la candidatura aparezcan los nombres de las asociaciones de prejubilados que nos acompañan, apareciendo sólo STC-UTS, Co.bas. 

 – El último boletín del plan de pensiones apenas destaca que hay convocadas elecciones a la Comisión de Control (aparece en el recuadro inferior “se informa” y sin titular alguno)

Por todo ello y a pesar del enorme esfuerzo realizado por las distintas organizaciones de nuestra candidatura, un elevado porcentaje de compañeros desconocen todavía la convocatoria de dichas elecciones.

Por eso os pedimos que si tenéis oportunidad de contactar con los mismos, les informéis de dichas elecciones, (las mesas de votación estarán en los edificios de Telefónica y su ubicación exacta la podéis consultar en el 977-29.50.26) a fin de que estas elecciones, aunque parciales, sean un primer paso para dar una mayor estabilidad, seguridad y transparencia a nuestro plan de pensiones.

 ANÁLISIS ECONÓMICO DEL PLAN DE PENSIONES

Las fuertes inversiones en bolsa realizadas por nuestro plan de pensiones, incluso en los períodos de mayor crisis económica, han hecho que nuestro plan de pensiones perdiese en los últimos años más de 1.000 millones de euros (20.000 euros, de media, por trabajador) y se haya situado, con diferencia, como uno de los planes de pensiones peor gestionados de nuestro país.

 Baste de decir que:

 – Actualmente, en rentabilidad, nuestro plan ocupa el puesto 1.122 de 1.136 dentro de los planes de pensiones españoles de empleo con más de 5 años de antigüedad, y ello, a pesar de partir como el plan de empleo más importante del país (datos a 31 de diciembre de 2012).

 – Es prácticamente el único de los grandes planes de pensiones de empleo españoles que presenta una rentabilidad negativa en dicho periodo. Frente al 9% de beneficios que, de media, obtienen el resto de planes, el nuestro obtiene unas pérdidas del 21%. Es decir, de haber obtenido nuestro plan la rentabilidad obtenida por el resto, actualmente tendríamos un 30% más de ahorro en el plan.

Es importante destacar que las pérdidas sufridas por nuestro plan de pensiones habrían sido perfectamente evitables. Los miembros de nuestra candidatura advirtieron reiteradamente a la Comisión de Control del riesgo que estaba suponiendo invertir casi la mitad de nuestro patrimonio en activos de riesgo, y les solicitamos reducir el mismo a la mayor brevedad. Recomendaciones que por cierto eran de sentido común y que eran las que habían seguido el resto de planes de pensiones.

También es significativa la falta de transparencia de nuestro plan de pensiones. Sirva, comoejemplo, que cuando quebró Lehman Brothers los partícipes nos enteramos por la prensa cuatro meses más tarde (Expansión, 15 de enero de 2009) de que dicha quiebra nos había supuesto unas pérdidas de más de 60 millones de euros (10.000 millones de ptas).

Nota: Ánima a todos aquellos compañeros desvinculados que conozcas a que vayan a votar.

Muchos no lo sabrán y te lo agradecerán.

Entradas relacionadas

Ir arriba