Comisión de Absentismo (28-02-2012)

El 28 de febrero ha tenido lugar la primera reunión de la Comisión de Absentismo. En ella la empresa ha realizado una exposición de los datos de absentismo médicos en la empresa y ha manifestado su intención de alcanzar una tasa del 3,5%.

La empresa ha trasladado su intención de trabajar en la línea establecida en el acuerdo de Convenio Colectivo, buscando la sensibilización de todos los empleados en esta problemática, que entienden genera unas pérdidas importantes tanto en términos económicos como en la propia actividad (baja productividad, pérdida de eficiencia, mayor carga de trabajo para los compañeros del absentista, incidencia en la calidad del servicio y en la satisfacción del cliente, etc.). Por nuestra parte le hemos trasladado una serie de requisitos que entendemos necesarios para valorar la problemática y lograr los objetivos de reducir el absentismo médico.

En primer lugar, hemos solicitado a la empresa que nos facilite una documentación adecuada, entendiendo como tal aquella que nos permita hacer una valoración correcta de la problemática, no sólo el desglose en las estadísticas de absentismo por origen (accidente de trabajo, accidente no laboral, enfermedad profesional, enfermedad común), duración o por provincia, sino también y especialmente por departamentos y/o unidades, que posibiliten poner de manifiesto situaciones de absentismo médico en relación con el tipo de trabajo desempeñado, petición en la que hemos coincidido la representación social presente en la reunión.

Por nuestra parte, hemos aclarado que de ésta información y su análisis se pueden desarrollar campañas de sensibilización y mejora hacia posibles colectivos de mayor tasa de absentismo, pero también poner de manifiesto grupos especialmente sometidos a condiciones de trabajo que inciden en su estado de salud.

También, hemos manifestado la vital importancia que tiene la participación de los servicios médicos de empresa, especialmente en la implementación de medidas preventivas orientadas a que los trabajadores disfruten de unos hábitos de vida más saludables, entendiendo que el control y los compromisos con los trabajadores sobre reducción progresiva del absentismo, debe ser realizado por el profesional médico de la empresa y por ningún otro. Los profesionales médicos de la empresa, que son los que conocen el estado de salud de los trabajadores, son los que pueden orientar y buscar compromisos de cambio de hábitos y pueden ejercer una labor de control del absentismo médico (enfermedad común y profesional), especialmente en los primeros 15 días para la enfermedad común, y esto en la sana creencia de que los servicios médicos de empresa velan por la salud de los trabajadores de esta empresa. Todo ello, valorado desde el punto de vista del especial seguimiento que habría que realizar sobre la labor de control del absentismo médico que realiza la mutua que, en general, es un hostigamiento permanente hacia el trabajador enfermo con el sólo objeto de conseguir el alta médica.

Por lo anterior, entendemos, y así se lo hemos traslado a la empresa que es básico el refuerzo de los servicios médicos en cada provincia y la contratación de médicos y personal sanitario en aquellas provincias donde se detecten carencias de personal del servicio médico.

[Cuadro de texto: Avanzando juntos] También hemos puesto especial atención en la actual situación de recorte en la sanidad pública, y en que es importantísimo que las deficiencias en los cuadros médicos de Antares se vean cubiertas y ampliados estos para dar una rápida respuesta a las peticiones de consulta y atención de los trabajadores, facilitando de esta forma la reducción del absentismo.

Por último, se ha tratado en la reunión el punto del orden del día en referencia a los Casos de especial seguimiento. Para la empresa, estos se concretan en aquellas situaciones de bajas laborales cortas que se repiten en el tiempo, lo que ha denominado “microabsentismo”. No se ha valorado en la reunión ningún caso concreto, pero la empresa ya ha manifestado un especial interés en reducir este tipo absentismo.

Llegado este punto, hemos solicitado que en el supuesto de tener que realizar el análisis de estos casos, se debe acometer con las máximas garantías de confidencialidad y privacidad, y hemos solicitado que se nos comuniquen los datos imprescindibles y siempre de forma disociada, es decir, conocer las problemáticas pero no los titulares de las mismas. Para nosotros es garantía de privacidad y de objetividad en las valoraciones que puedan realizarse.

También hemos recordado el origen de esta comisión de trabajo en el texto del Convenio Colectivo: para nosotros fue determinante el cambio legislativo de la reforma laboral de 2010, operado sobre el despido objetivo, en el que se bajó la tasa de absentismo total de la plantilla del centro de trabajo del 5% a 2,5% y la actuación de la empresa de despedir a dos compañeros bajo esta modalidad.

En la reunión hemos valorado que con la actual reforma laboral se ha eliminado este referente de grupo, por lo que adquiere mayor relevancia la constitución de esta comisión, debiendo buscar alternativas que no pasen por soluciones coercitivas, como los despidos, sino que debe actuarse en la raíz, en el propio ambiente de cada centro de trabajo, en los servicios de atención puestos a disposición de los trabajadores enfermos y en la no restricción de medios para campañas de prevención y cambios de hábitos para una vida más saludable.

Por último, y consecuentes con la resolución del CI de 28/09/2011 hemos intentado introducir la discusión de los dos despedidos por absentismo, por considerar que su problemática tendría cabida en está comisión, a lo que la empresa ha manifestado su negativa.

Llegado este extremo, hemos insistido en que, una labor especialmente importante de esta comisión, debe ser la no adopción de la empresa de medidas coercitivas, indicando que para nosotros fue desproporcionado aplicar el articulo 52.d del Estatuto de los Trabajadores en los dos casos mencionados.

La empresa, no obstante la voluntad de no tener que llegar a estos extremos, se reafirma en que no va a renunciar a las posibilidades que le otorga la legislación vigente en esta materia.

En definitiva, buenas intenciones por parte de todos, pero reservándose la empresa la utilización de los mecanismos de que legalmente dispone. De momento, se va a trabajar en una campaña de comunicación y sensibilización. Esperemos que la Comisión de Absentismo cumpla con su principal objetivo, al menos para nosotros, que no exista ningún despido más por absentismo en esta empresa.

Entradas relacionadas

Ir arriba