CONVENIO II

DELEGAR SIN DEGRADACIÓN

Delegar es un mecanismo al que se recurre con frecuencia por el cual un colectivo cede su representación en uno o varios individuos. La ventaja principal es que no se obliga a todo el colectivo a participar en la toma de decisiones. Su mayor desventaja, es que si la representación es muy reducida, la proporcionalidad, y la pluralidad se distorsionan.

Cuando la delegación delega sus funciones en otra representación, más reducida siempre, la distorsión de la proporcionalidad y la pluralidad pasa a ser degradación. Esto es lo que ha pasado en la mesa negociadora del I Convenio de Empresas Vinculadas TdE, TSM y TSOL. La representación social es una imagen sesgada y degradada de la pluralidad existente del conjunto al que representa. Situación a la cuesta encontrar las ventajas que aporta a los trabajadores.

No obstante, la realidad es la que es, y ante ello, debemos afrontarla con responsabilidad. STC somos una organización con talante constructivo y, ante un problema, además de la necesaria crítica, aportamos alternativas.

Sabemos que los representantes de la Empresa defenderán los intereses de la compañía de manera unánime. Sin embargo la representación de los trabajadores puede tomar dos enfoques: el del dictador que hace lo que le parece sometiendo al resto a su criterio, apoyándose en amenazar a los críticos, o el del negociador que, más allá de lo que le otorga la legislación, sabe y reconoce que hay una pluralidad que no opina como él.

STC considera que el enfoque acertado debe ser el del negociador y que, es una debilidad para los trabajadores no defender el mayor número de prioridades. Pero eso obliga a que se consideren y se defiendan, además de las ideas propias, las aportadas por otros a los que también afectará el Convenio. Las de STC quedaron manifiestas en nuestra propuesta de plataforma, entregada en el C.I. de TdE en julio pasado.

Además, para STC el proceso negociador debería culminarse pasando a ratificar en los Comités Intercentros de las tres empresas, el texto final emanado de la negociadora. Esto convalidaría si el documento recoge las inquietudes y prioridades de los trabajadores que no comparten el ideario de las organizaciones que se sientan en la mesa.

La defensa de STC de las inquietudes que los compañeros nos hicieron llegar vía encuesta,  incluidas y ampliadas en nuestra propuesta de plataforma y que estaban encabezadas por “Garantía de empleo, subida salarial, conciliación de la vida familiar, no movilidad geográfica y funcional y Antares Salud”, constituyen un mínimo irrenunciable para nuestra Organización.

Como hemos dicho, todo dependerá del talante: dictador vs negociador

Entradas relacionadas

Ir arriba