CONVENIO III

AVANCES Y RETROCESOS

Los negociadores del convenio se han ido de vacaciones abandonando su responsabilidad de negociar un Convenio Colectivo que permita garantizar la estabilidad en el empleo y mejorar nuestro poder adquisitivo.

 

No es de recibo que el 30% de la representación legal de los trabajadores no disponga de la información oficial de la negociación. Desde STC exigimos que toda la documentación que se entregue en la Comisión Negociadora del Convenio de Empresas Vinculadas (CEV) y Sindicatos Excluídos (CEVSE) se remita urgentemente a los Comités Intercentros de TdE, TME y TSol para su análisis por parte de los sindicatos expulsados de la negociación colectiva y con capacidad legal para negociar un convenio para su empresa.

 

Seis reuniones llevan de la Mesa de Negociación del Convenio (CEVSE) y es la primera vez que parece se acometen cuestiones concretas.

Sobre la adscripción a los puestos y niveles retributivos existente en TdE para el colectivo de TME, la Empresa ha dejado claro que le tiene que salir gratis.

 

Por desgracia, la Representación Social no ha defendido de manera firme el principio que STC ha manifestado de forma tajante relativo a que el coste lo asuma la empresa y no los trabajadores. Como no hay debate en los Comités Intercentros desconocemos si es que nuestros “compañeros de viaje” no lo comparten.

 

No nos extraña que no exista debate, ya que el Comité Intercentros no se reunirá hasta la última semana septiembre. Más de dos meses después, y eso que estamos en plena Negociación Colectiva.

 

Parece ser que la adscripción de los compañeros de TME se haría con cargo a la retribución variable de ese colectivo, lo que a nuestro entender no es suficiente, ya que no supone mejora económica y si un incremento funcional, dejando un complemento salarial sin revalorizar en el futuro.

 

La empresa quiere eliminar los traslados y cambios de acoplamiento voluntarios porque piensa que son anacrónicos y obsoletos.

 

La movilidad geográfica y funcional es una de las principales inquietudes de la plantilla y un derecho de los trabajadores consolidado desde hace muchos años. Así lo han manifestado los trabajadores mediante las encuestas que STC realizó en el primer trimestre de este año.

 

La Empresa, con su pretensión, desprecia el incuestionable beneficio de una de las prioridades fundamentales de la plantilla: la conciliación de la vida familiar. ¿Debemos entender que se le va consentir a la Empresa que modifique o elimine los mecanismos de prioridad en cuanto a movilidad geográfica voluntaria actualmente en vigor?. ¿Es que no tiene suficiente con los Concursos Especiales de Traslado (CET) y los Cambios de Acoplamiento con Conocimientos Específicos (CACE)?.

 

Aunque la negociación en este momento parece que aporta algunos avances para los colectivos de TME y TSol, hasta el momento no hemos observado mejora alguna para los trabajadores de TdE, más bien se aventuran retrocesos de los actuales derechos. Esperemos que al final estas posibles mejoras de unos compañeros, las cuales saludamos, no se traduzcan en que las tengan que pagar otros trabajadores.

 

Para STC, la Garantía de empleo, Subida salarial, Conciliación de la vida familiar, Movilidad geográfica y funcional voluntaria y Antares Salud”, así como el principio de que sea la Empresa quien asuma los costes de este convenio, ya que ha sido ella quien lo ha solicitado, constituyen una prioridad irrenunciable para nuestra Organización en esta negociación.

Entradas relacionadas

Ir arriba