EL CEV PERJUDICA LOS TRASLADOS Y CAMBIOS DE ACOPLAMIENTO VOLUNTARIOS

El pasado año, en dos comunicados en los meses de noviembre y diciembre, explicábamos que desde STC consideramos que tanto los traslados como los cambios de acoplamiento han sufrido una degradación con el paso de los años hasta quedar obsoletos y resultar poco útiles para los trabajadores que los solicitan.

Como suele ser habitual, cuando algo no es útil para el trabajador sí que acostumbra a serlo para la Empresa. Y así sucede también en este asunto. Existe una dualidad en el tratamiento de los traslados y cambios de acoplamiento en el que la empresa sale favorecida y la persona trabajadora perjudicada.

TRASLADOS. DEBERÍAN CONCEDERSE TODOS

Comencemos por el asunto de los traslados. La Empresa acostumbra a constituir unidades multiprovinciales compuesta por compañeros acoplados en diferentes provincias. Con el paso del tiempo se producen incorporaciones y salidas del equipo, provocando una alteración del mapa de provincias del personal acoplado en la unidad. Sin embargo, la Empresa se OPONE – y el CEV lo permite- a que los trabajadores de esa misma unidad puedan elegir la provincia donde desea residir y les condena a estar en “lista de espera” de un traslado por tiempo indefinido. Algo carente de sentido en la inmensa mayoría de las unidades.

Los traslados deberían CONCEDERSE TODOS de manera general y, de forma excepcional tratar de manera especial los que exijan una ubicación geográfica concreta. Bloquear la movilidad provincial voluntaria de las personas trabajadoras es poner excusas. La pandemia ha demostrado que no es necesario para la Empresa retener a trabajadores en una provincia donde no desean estar.

CAMBIOS DE ACOPLAMIENTO. MODIFICACIONES POCO ÚTILES

En los Cambio de acoplamiento, este año se ha incorporado la posibilidad de elegir cualquier unidad, aunque se ubicara fuera de la provincia del solicitante. Esto es algo que exigimos desde STC al comité intercentros. Sin embargo, la lista de unidades es tan numerosa y carente de detalle que resulta muy complicado al trabajador poder identificar el acoplamiento que le resulta de su interés. En la otra cara de la moneda, la Empresa tiene identificados con nitidez tanto a las unidades de la lista como a los trabajadores solicitantes.

Desde STC consideramos imprescindible que se implanten en el mecanismo de tramitación facilidades a la hora de formalizar las solicitudes de cambio de acoplamiento y dar preferencia a las mismas a la hora de cubrir las necesidades de las unidades.

Ambos procesos son ventajistas para La Empresa. La movilidad geográfica voluntaria está siendo torpedeada y mientras tanto, el debate se orienta hacia traslados provinciales forzosos sí o no, lo cual cercena aun más conciliar la vida personal y laboral. Pero de esto último profundizaremos en otro comunicado.

Todo lo anterior es consecuencia del CEV firmado por los sindicatos que la Empresa necesita. En el redactado se incluyeron toda una serie de cambios para adaptar la composición de las unidades a las necesidades de la Empresa. No obstante, no se incluyeron las contrapartidas beneficiosas para las personas trabajadoras. Desde STC ya avisamos que negociar solo dos sindicatos con la Empresa nos traería problemas, ya que la RR.TT. es más débil.

Ya está bien de mirar para otro lado. Es necesario exigir concesiones en las solicitudes de traslados y cambios de acoplamiento y rechazar los traslados provinciales forzosos. Desde STC vamos a seguir intentándolo y presentaremos propuesta en el Comité Intercentros.

Afíliate a STC.

Entradas relacionadas

Ir arriba