Plan de Pensiones (11-01-2011)

Tenemos que empezar recordando que hasta febrero de 2005 la Comisión de Control de nuestro Plan de Pensiones era elegida mediante elecciones directas. En esa fecha, CCOO, UGT y la Empresa suprimieron dichas elecciones, amparándose en una modificación legal que permitía (aunque no obligaba) poder elegir la Comisión de Control mediante designación directa por parte
del Comité Intercentros, dejando por tanto sin representación a prejubilados y jubilados, ya que
los mismos no votan en las elecciones sindicales.

Pues bien, el pasado 29 de noviembre, el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional dicho sistema de designación, y por tanto la ACTUAL COMPOSICIÓN DE LA COMISIÓN DE CONTROL, DESIGNADA POR EL CI, NO ESTÁ AJUSTADA A DERECHO. Es el resultado de la demanda interpuesta en septiembre de 2005 por la Asociación de Prejubilados de Telefónica, a los que damos nuestra más sincera enhorabuena.

Pero queremos ir más allá. Cabe cuestionarnos si el cambio forzado por CCOO, UGT y la Empresa trajo en definitiva buenos resultados o no. Con los datos objetivos, sólo se puede concluir que la gestión del plan de pensiones durante estos cincos años y medio sin elecciones ha sido funesta. Baste decir que en los últimos años hemos perdido más de mil millones de euros (más de 20.000 euros por trabajador) y que en dicho periodo nuestro plan de pensiones es prácticamente el último en rentabilidad, estando en el puesto 978 de 987 dentro de los planes de empleo españoles con más de 5 años de antigüedad (fuente: www.inverco.es, septiembre de 2010), a pesar de ser el plan de empleo más grande del país y de las reiteradas advertencias realizadas desde nuestro sindicato sobre el riesgo excesivo que asumía el plan (cerca del 50% del patrimonio invertido en productos de riesgo, incluso durante el año más duro de la crisis bursátil).

Dichos resultados, sin embargo, no fueron impedimento para que la Comisión de Control elegida a dedo en 2005 volviese a ser elegida de nuevo en 2009 para velar por nuestros intereses.

Recordar que en su día, suprimiendo dichas elecciones, estos sindicatos consiguieron 3 objetivos:

– Dejar sin voz ni voto a los trabajadores de Telefónica prejubilados y desvinculados, que cada día eran más críticos con la gestión del Plan dado el riesgo que asumía.
– Impedir que los trabajadores en activo pudiéramos elegir directamente a nuestros representantes en la Comisión de Control del Plan de Pensiones, que no olvidemos es el órgano
que debe velar por los intereses de los trabajadores en el plan de pensiones.
– Suprimir las asambleas previas a dichas elecciones, donde las distintas opciones sindicales informábamos presencialmente en los centros de trabajo de la evolución del plan y donde los
miembros de la Comisión de Control debían explicar la gestión realizada (mayor transparencia).

Entradas relacionadas

Ir arriba