POLIZA DENTAL SI, PERO DE OTRA MANERA (II) – INJUSTICIA

El Seguro de sueldo y la póliza dental no son lo mismo, pero ambas se pagan con el dinero que hemos aportado los trabajadores de Telefónica. Si en algo se parecen, es en que han sufrido el manoseo por parte de las tres instituciones firmantes del CEV que los ha preñado de injusticias y discriminación.

La Póliza Dental no ha sido un logro de la negociación colectiva ya que la pagamos los trabajadores,  y por si fuera poco, tampoco es definitiva puesto que tiene los días contados.

La Póliza Dental es INJUSTA: los trabajadores que aportaron al Seguro de Sueldo durante décadas y se fueron de la empresa antes de la entrada en vigor de la póliza no tienen derecho a ella. No son pocos los compañeros que nos denuncian su indignación por esta situación.

También es DISCRIMINATORIA con los NUEVOS COMPAÑEROS INGRESADOS en la Empresa desde 2016, pues quedan excluidos gracias a la decisión de los firmantes del CEV.

Lo del Seguro de Sueldo es aún peor. Su objetivo inicial era tan noble como vital: garantizar que el trabajador afectado por una Incapacidad total no sufriera una merma económica por esa situación.

Durante dos décadas, el seguro de sueldo abonó un anticipo a cuenta a los beneficiarios que cumplían las condiciones. Las cantidades vinieron determinadas por un informe actuarial que estimaba que el fondo no se descapitalizaría. No obstante, las cantidades no cubrían el objetivo inicial del Seguro. Se asumió que era mejor pagar algo que no pagar o llevarlo a la quiebra.

Demostrado que con los años el fondo acumuló un exceso de dinero, acordaron la DISCRIMINATORIA decisión de dejar fuera del Seguro de Sueldo a los NUEVOS COMPAÑEROS ingresados desde 2016. Es gravísimo que, con toda la vida laboral por delante, no queden cubiertos por una póliza que les puede ayudar en caso de sufrir una Incapacidad Total. No es una forma adecuada de tratar al futuro de la plantilla.

Y para no ser menos, la INJUSTA decisión de no actualizar las prestaciones para cubrir los compromisos del Seguro de sueldo. En lugar de hacerlo, se mantuvieron inalteradas las cuantías y con el sobrante, se contrató la póliza dental, sin someterlo a referéndum entre los propietarios.

STC hemos manifestado de manera reiterada que, aun estado de acuerdo con una póliza dental, no podemos aceptar la forma como se ha realizado. Las injusticias y las discriminaciones son un elevadísimo coste a nuestro entender inasumible. Debía de haberse hecho de otra forma.

El ruido jurídico ya está en plena ebullición y seguirá subiendo, lo cual delata el fracaso de la negociación colectiva.

Démosle la vuelta.

Entradas relacionadas

Ir arriba