RENTA BÁSICA, SI. PERO, ¿QUÉ RENTA BÁSICA?

La renta básica universal ha sido un concepto defendido por las ideologías de izquierdas, en aras de una mayor justicia social, a lo largo de muchos años.

Ahora vemos cómo esta propuesta está siendo defendida también por ideologías neoliberales de las derechas más diversas. ¿A qué se debe este cambio radical de mensaje de quienes siempre se han opuesto a ella?

Con la globalización se han deslocalizado multitud de empresas a países con mano de obra barata y sin derechos laborales, si le sumamos la automatización de la producción, cada vez hará falta menos mano de obra (como referencia están los despidos colectivos en la empresa taiwanesa Foxcom), y se hace necesario introducir esta RENTA BÁSICA para evitar los desórdenes y movilizaciones sociales.

monedas apiladasPaíses de centro Europa están buscando fórmulas o legislando en este sentido, pero no sin coste, pues esta renta viene a sustituir prestaciones como la de desempleo u otras de carácter social, con el resultado de ser una vuelta de tuerca más a los derechos laborales.

Todo esto no se podría estar llevando a cabo sin la participación, consentimiento u omisión de los agentes sociales de los sindicatos mayoritarios, que ni siquiera aplican los que “predican” a sus trabajadores, están “secuestrados” por acuerdos con el estado (formación, subvenciones, etc…), o con el propio poder económico y de la patronal (planes de pensiones, etc.).

Si no somos capaces de revertir esta tendencia, deberemos acostumbrarnos a vivir en un futuro con aquella renta que tengan a bien asignarnos. ¿Y quién lo decidirá?.

STC considera que la RENTA BÁSICA UNIVERSAL tiene justificaciones suficientes para ser implementada en nuestro país, por una parte, para conseguir una sociedad realmente libre con unas condiciones materiales que realmente lo permitan y, por otra, para garantizar un reparto de la riqueza que en un mundo globalizado no se vincule únicamente de la actividad concreta del trabajo.

Gabinete de Prensa del STC

Entradas relacionadas

Ir arriba