SOBREMESA III

¡CUALQUIERA SE FÍA!

Mientras el CEV de las hipotecas y las discriminaciones discurre en estado latente, a la espera de que cese el fragor del PSI, aparecen noticias que confirman que, lo que era una mesa de seguimiento, resulta ser de negociación. Sin rango colectivo, ya que el contrato es individual, y que no modifica el contrato, pero en las actas aparece otra cosa… en resumen: un galimatías.

Afortunadamente, la presión ejercida tanto por STC-UTS como por los trabajadores, va obligando a los firmantes a modificar aspectos de importancia capital, como la ausencia de garantías para el trabajador.  

Sin embargo quedan otros de primer orden, como la discriminación hacia los trabajadores adheridos al Seguro de Supervivencia, perjudicados por los firmantes. Y como no, ANTARES SALUD, cuyas mejoras, como proponíamos en STC-UTS, deben ser tanto en coberturas como en número de facultativos. Esperemos que si las hay, no tengamos que pagarlas los trabajadores, como todo lo de este CEV, donde la Empresa ha ganado por goleada. Por último, pero no menos importante, falta una cláusula en el contrato que cubra posibles situaciones de liquidación del PSI y que no deje al trabajador sin nada.

Debemos continuar presionando entre todos, aunque resulte agotador. Es la manera más eficaz de que, quien ha generado el problema, se vea acorralado y no le quede más remedio que forzar su corrección. Por parte de STC-UTS vamos a continuar. OJO: Cualquier mejora del PSI estará en el aire si no aparece en el contrato final.

Nos inquieta que esas auto-atribuciones negociadoras de la Mesa de Seguimiento se mantengan a largo plazo. ¿Imagináis que en un futuro suceda algo que pueda convertir a los compañeros adscritos al PSI en enemigos de los intereses de los negociadores?

Eso ya ha sucedido: los firmantes del CEV, firmaron en 1992 el mantenimiento de la póliza de supervivencia, pero negocios posteriores les hicieron menospreciar a los compañeros que habían optado por mantenerse en la póliza. Ahora les discriminan.

Desde STC-UTS exigimos una corrección contractual de esta discriminación. También que se deje de negociar en esa mesa, y pase a ser de seguimiento. No confiamos en los actores que participan en la misma. Demasiadas hipotecas como para estar tranquilos.

Está claro que el CEV es fruto de una “mala negociación” y que, la codicia de poder de algunos, ha perjudicado a muchos. El CEV aun no se ha mostrado en toda su crudeza. Solo ha dejado entrever algunas pinceladas, como la tramposa aplicación para liquidar el PSP, el malestar de los compañeros comerciales en TME, la quita de prestaciones de Antares en TSOL, y la micro-paga de enero, eso si, NO consolidable. Desde STC-UTS os recordamos que este 2016 también nos tocaría cobrar los 600 euros que los firmantes les regalaron a la Empresa en 2009.

Seguiremos informando.

AFILIATE A UN SINDICATO DE TRABAJADORES.    AFILIATE A STC-UTS.

Entradas relacionadas

Ir arriba