CONVENIO VIII

FIRMA CEV: DESCONTENTO GENERAL

La negociación del CEV ha llegado a su fin y los negociadores dan por buenos sus resultados. En STC no compartimos el entusiasmo de los representantes de los trabajadores en su valoración positiva del resultado.

El CEV fue propuesto por la Empresa, con el fin de poder atender todo el negocio que manejan TdE, TME y TSOL con el personal de cualquiera de las empresas sin incurrir en cesión ilegal de trabajadores. Para ello era este CEV, para conseguir las mismas condiciones laborales y salariales para todos los trabajadores de las tres empresas sin que la Empresa tuviera que asumir el multimillonario coste que le supondría una integración societaria.

Los trabajadores hemos obtenido a cambio un convenio que no tiene abrasiones inmediatas y que incluye algunas garantías importantes, pero que nos ha obligado a entregar el bien más preciado que teníamos en nuestra caja fuerte: la Normativa Laboral de TdE. Una salvaguardia, que a modo de red, nos cubría cuando quedábamos sin convenio. Nuestros representantes se la han entregado a la Empresa, que seguro intentará destrozarla. Para STC es un ERROR capital no haber puesto a salvo la Normativa Laboral.

En lo económico, la subida salarial pactada no mejora las acordadas en los peores momentos de la crisis cuando la negociadora la formábamos todos los sindicatos. A cambio se han hipotecado el premio por servicios prestados, el cual supone más de un 1% de subida anual, y el plus de insularidad.

La sensación de descontento por este convenio es generalizada. Las expectativas de mejoras no se han cumplido. La Empresa ha salido favorecida a costa de los trabajadores. Los negociadores han despreciado nuestra ayuda y colaboración, y no han querido testigos. En consecuencia, tenemos un acuerdo que perjudica a los trabajadores de las tres empresas.

En cuanto al PSI, lo más grave es la ausencia de garantías. Esto nos invita a imaginar alguna intención no declarada. Si la Empresa verdaderamente no pretende despedir por la puerta de atrás al trabajador ¿Cuál es el problema de otorgar garantías por escrito?

Ha sido una negociación oscura y sin testigos. Desconocemos cuales son las verdaderas intenciones de la Empresa con los compañeros que se acojan al Plan. Una consecuencia más de no estar todos. Podíamos, entre todos, haber alcanzado un mejor acuerdo.

Veremos cuál es el final de este convenio. Los negociadores se han auto-atribuido la capacidad de instaurar toda una compleja red de comisiones negociadoras de dudosa legalidad. Ya veremos si esta soberbia no acaba generando ruido en los tribunales que a nadie beneficia.

Desde STC, continuaremos trabajando para conseguir mejoras en las condiciones laborales para los trabajadores. Hacemos un llamamiento a la reflexión, a fin de que esta infamia no vuelva a repetirse. Los trabajadores necesitamos estar al completo cuando negociemos con la Empresa.

SEGUIREMOS INFORMANDO

AFILIATE A STC.

Entradas relacionadas

Ir arriba