SOBREMESA I

“LA AMENAZA FANTASMA”

Desde STC hemos dirigido escrito a los Grupos Parlamentarios solicitándoles una modificación del Estatuto de los Trabajadores en la cual proponemos modificar quién está legitimado para negociar un CEV. Argumentamos que ese tipo de convenio debería ser negociado por una representación PROPORCIONAL a la que exista en el ámbito de las empresas vinculadas. En las habituales entrevistas que desde el Sindicato a nivel de sector tenemos con representantes de los Grupos Parlamentarios en el Congreso, reiteraremos nuestra petición.

Desde STC hemos ido al foco del problema, que es la legislación vigente. Lo hacemos para evitar que se repita lo sucedido en esta última negociación, donde la Empresa se ha aprovechado de la débil posición de una mermada Representación de los Trabajadores.

No podemos volver a dejar a nuestros compañeros solos ante la Empresa en una mesa de negociación. Sus negocios compartidos con la patronal son un lastre que deja al conjunto de trabajadores en situación de debilidad y la Empresa lo sabe. La negociación necesita de organizaciones reivindicativas pero constructivas como STC-UTS, aparentemente incómodas, pero absolutamente necesarias para lograr avances.

Estamos convencidos de que las pocas cosas positivas que existen en el  CEV, son fruto de la presión insistente de nuestros comunicados. Esta misma tendencia se repite en la ausencia de cautelas para el trabajador y en la escasez de rentas del PSI, y que ahora son origen de debate. Para STC-UTS esto es mucho más importante que el 24 y 31 de diciembre no laboral, que por cierto, en 2016 caen en sábado y en 2017 en domingo.

De no haber hecho ese trabajo reivindicativo, nuestros representantes se habrían visto forzados a aceptar un convenio más perjudicial. Es una consecuencia de la debilidad de esas organizaciones, las cuales, cuando se ven obligadas por la Empresa a decidir entre los trabajadores y su propio interés, no les queda más remedio que optar por lo segundo.

Un ejemplo lo encontramos cuando se aceptó la petición de la Empresa de no subir en 2009 el 1% de revisión salarial. Importe regalado a la Patronal y que nos cuesta a cada trabajador unos 550 euros cada año.  Van siete y suma y sigue.  

No nos han permitido estar en esta oscura negociación, y ahora tenemos el Convenio de las Amenazas. Un problema generado en exclusiva por los negociadores, que no han sido capaces de lograr una correspondencia justa para los trabajadores, ante la necesidad e interés de La Empresa de constituir el CEV.

Ahora afirman que al estar, de nuevo en exclusiva, en las mesas de negociación, únicamente ellos pueden resolver los problemas que nos han generado. Eso es FALSO. En STC-UTS (antes SATT y UTS) llevamos más de 30 años TRABAJANDO y dando solución a problemas de los trabajadores. No hace falta estar en ninguna mesa para defender un derecho, lo sabemos por experiencia. Además, recuerda: en STC-UTS no estamos obligados a elegir entre defender al trabajador o a nuestra organización. Nosotros estamos libres de hipotecas, así que vamos a seguir trabajando en esta línea responsable y orientada al trabajador.

AFILIATE A UN SINDICATO DE TRABAJADORES.    AFILIATE A STC.

Entradas relacionadas

Ir arriba